Brasil pretende ser un territorio libre de homofobia






De un tiempo a esta parte, uno podría decir que los países lusófonos están entre los más avanzados del mundo en cuanto a lo que respecta a los derechos de las personas LGTB.

Si hace bien poco São Tomé e Príncipe despenalizaba la homosexualidad, dando un paso muy positivo en un continente que no hace más que darnos malas noticias, el gobierno federal brasileño ha presentado esta campaña que pretender hacer del país un territorio libre de homofobia.

Realmente, queda mucho por hacer en Brasil para lograr ese objetivo, ya que es uno de los países del mundo donde más ha aumentado la violencia de este tipo en los últimos años, pero en todo caso siempre es un paso muy positivo, en lugar de desviar la vista a otro lado o negar el problema.



1 comentarios:

Marcos dijo...

Parabéns para Marta e a nossa ministra de direitos humanos.

Publicar un comentario

top